De cuáles son las razones que nos amparan.

1- El criterio que se sigue para prescribir los tratamientos para la hepatitis C, son económicos y no científico-médico. No lo decimos las personas afectadas, que también, lo dice la Asociación Española para el Estudio del Hígado AEEH.
2- Esto significa, que los tratamientos que nos dan no son los adecuados, no son los que con más probabilidades nos curarían y sí son los que más efectos secundarios nos provocan.
3- En muchos casos, directamente nos lo deniegan porque dicen que no hay dinero. Esto nos puede llevar a un trasplante, un hepatocarcinoma (mucho más caro) y en el peor de los casos a la muerte.
4- Qué, cómo y a quién ponerlo, compite sólo a especialistas. Hoy en día en Navarra, se les obliga a prescribir lo que el SNS quiere, de acuerdo a la estrategia de priorización que el Ministerio mandó a las Comunidades Autónomas a principios de Diciembre. Estrategia de priorización que ha sido rechazada en su totalidad y duramente criticada por la AEEH, con calificativos como obsoleta, superada por la evidencia científica actual, que pone en riesgo la salud de los pacientes, que agrava los problemas de acceso a los nuevos tratamientos etc. Incluso la propia AEEH llega pedir a sus socios y socias que no la apliquen.
5- Ya no admitimos que nos hablen de cifras de los y las que tienen una enfermedad más avanzada, ni de priorizaciones etc. Las personas enfermas de hepatitis C deben ser tratadas todas, lo más rápido posible y con un único criterio en cuanto a la prescripción, la médico-científica.

 

Por todo ello, exigimos al Gobierno de Navarra, lo siguiente:

 

1- Suspensión inmediata y total de la estrategia de priorización que rige en Navarra la prescripción de los medicamentos para las personas enfermas de Hepatitis C.

2- El compromiso público por parte del Gobierno de Navarra, de dar la orden a Hepatólog@s de que intenten curar a tod@s los posibles, con el único criterio médico-científico, siendo financiado sin ningún tipo de límites. Esto conlleva, como afirma la AEEH, que los enferm@s con cirrosis, lista de espera, trasplantad@s y no respondedores a tratamientos anteriores, deban ser tratados con AAD, antivirales de acción directa, sin interferón. En los demás casos, deberá ser el criterio médico del hepatólog@ quien prescriba el tratamiento más adecuado.

3- El compromiso público del Gobierno Foral, de ir añadiendo a las terapias, los nuevos fármacos que se aprueben, sin ninguna cortapisa y con el único criterio médico-científico.

 

SARE – ATEHNA – COMISIÓN CIUDADANA ANTISIDA – PLATAFORMA NATC

 

Martes 13 enero

Lunes 12 enero

Sábado 10 enero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.